Unión Atlética venció de atrás en una gran remontada a Larrañaga en condición de visitante con un marcador final 65 a 59 por la categoría Sub 18 de formativas. Básquet Total dialogó con Juan Tito (UA) y Juan Ruglio (LAR) al cabo de un partido con mucha emoción.

El encuentro, con la presencia del entrenador de Trouville Álvaro Tito en la tribuna, empezó con un tanto de Gonzalo De León para el azulgrana que se ponía en ventaja en el primer ataque del cotejo. En los primeros minutos del cuarto inicial no había claridad en ningún equipo a la hora de ofender. Muchos dobles errados por el lado del local y penetraciones desprolijas que terminaban en pérdidas de los visitantes.

Al pasar el tiempo Unión comenzó a ser un poco más claro en el ataque con una buena actuación de Federico Ambrosoni con tiros externos lo cual permitió que su equipo se llevara el primer chico en cifras de 17 a 12.

El segundo cuarto inició con un Larrañaga decido a llevarse por delante a los de Nuevo Malvín y con un parcial de nueve a dos, habiéndose jugado minuto y medio del cuarto, obligó a DT rival a pedir minuto. De la mano de Mateo Sarni y Joaquín Sosa el milrayitas no solo pasó al frente, si no que se fue al descanso con una diferencia de diez unidades, 39 a 29.

Para el tercer chico las acciones fueron muy similares al segundo, Unión tuvo la chance de acortar la distancia cuando el partido estaba 44 a 37 pero malograron tres libres consecutivos producto de una falta y un técnico, además, en la reposición de dicho técnico, el azulgrana perdió el balón y todo termino con gol de contragolpe del local. El tercer cuarto culminó con la misma diferencia que el segundo, 51 a 41.

Larrañaga seguía a pie firme en los primeros minutos de los últimos diez minutos abriendo 15 puntos en dos minutos jugados y había una sensación general de partido liquidado. Pero… el basquetbol es muy cambiante y Unión Atlética reaccionó y en primera instancia se colocó a nueve puntos cuando quedaban todavía siete por jugar.

Desatenciones defensivas graves y pérdidas de balón en la ofensiva fueron las razones por la cual la ventaja del mil rayitas se disolvió en cuatro minutos y la UA pasó al frente por dos unidades.

Luego de seis minutos Sarni puso un doble para romper la sequia que aquejaba al local. De todas maneras el azulgrana estaba muy bien y cerró el partido de gran manera sobre todo con una muy buena labor defensivo del equipo. En particular Juan Tito en defensa y Facundo Cuppulo en el ataque. El partido en definitiva finalizó 65 a 59 a favor de Unión, en un cotejo realmente muy exaltante.

Al terminar tuvimos la palabra de Juan Tito en el ganador y Juan Ruglio en Larrañaga que manifestaron lo siguiente:

ImagenParecía que se les iba, reaccionaron y se lo llevaron: “Arrancamos con un buen primer cuarto, pero en el segundo cuarto nos quedamos sin opciones, no pudimos hacer los goles y eso nos costó muchas pérdidas, pero con la defensa del segundo tiempo pudimos remontar el partido” Defender fue el principal atributo: “Si, soy mejor defensa que atacante, pero en los momentos finales salía en los ataques porque no tengo un buen porcentaje de libres y si me cortaban iba a ser difícil”  El jugador de UA habló de las expectativas para el cierre: “Hacer lo mejor que podamos, somos muchos primer año, pero tenemos buen equipo y podemos aspirar a cualquier cosa”. Por otra parte señaló:“La esperanza es lo último que se pierde” manifestó Juan Pablo al preguntarle como la veía para su padre Álvaro Tito en las finales.

ImagenLarra fue ganando todo el partido pero se escapó al final: “Si, no se nos dio. De apuro cometimos errores tontos que capaz que si hubiésemos estado más tranquilos no los cometíamos, pero en líneas generales hicimos un buen partido y se nos fue ahí al final. Hay que seguir trabajando en la semana para mejorar y que no pase mas esto” Desconocido el equipo en el último cuarto: “Nos pusimos muy nerviosos al final, tuvimos desatenciones graves y ellos mejoraron mucho. No supimos que hacer, nos cargamos de faltas y no se dio”  Para lo que se viene dijo: “Seguir trabajando como lo estamos haciendo, seguir metiéndole, seguir entrenando a más no poder. Para quedar en algunas de las series de arriba y salir adelante. Porque hay que entrenar no solo para ser campeones ahora, sino también para ser un jugador profesional de basquetbol a futuro”.