Malvin se metió media copa en el bolsillo tras ganarle la cuarta final a Trouville 62-59 y quedó a un triunfo de retener la corona.

El partido comenzó con defensas duras, al hombre y esto hizo que a ambos equipos le cueste convertir en los primeros minutos. El playero tuvo un buen arranque de Kennedy Winston y así abrió la primera brecha de cinco, 9-4. Pero de ahí en más el rojo creció, a partir de la buena labor en la conducción de Santiago Vidal quien estuvo encendido, asistiendo a los extranjeros y corriendo muy bien la cancha. Trouville igualó el score y en los minutos finales fue más inteligente y cerró los primeros diez arriba 15-13-

En el segundo cuarto se abrió con libre y pelota para el rojo de Pocitos a causa de una falta técnica pitada a Nicolás Mazzarino, Joaquín Izuibejres mandó a guardar el lanzamiento y esto le permitió al rojo abrir tres unidades. Rápidamente Pablo López quien mandó a Fernando Martínez a la cancha encontró reacción para igualar. Los dirigidos por Álvaro Tito con goles desde el perímetro de Bascou  y Joaquín, sumado a un exuberante Kevin Young abrieron  12 de máxima, 33-21. Sobre el cierre el playero reaccionó y colocó un parcial de 6-0 para irse al descanso perdiendo por seis, 33-27.

En el complemento el nivel basquetbolistico bajó. El equipo de Pocitos aprovechó eso para mantener la ventaja pero el rendimiento mermó. Nuevamente Winston empezó a encarar y a tomar decisiones así colocó cinco puntos seguidos y el campeón se ´puso a uno. El juego se llenó de faltas, se cargaron ambos equipos, las imprecisiones se hicieron presentes y en Malvin creció Newsome quien también ganó en confianza. En el cierre Young se puso el equipo al hombro ganó rebotes y lleno de goles sucios así los suyos se llevaron el tercero 44-41.

El último cuarto se inició con un 8-0 para los de López y con faltas de Colmenares que lo llevaron a su cuarta personal renegándolo al banco de suplentes para cerrar el partido.
Trouville intentó la  reacción con triple de Cáceres pero éste tuvo como respuesta uno de Winston seguido por un tiro de cuarta distancia de Newsome , lo que hizo que Malvin abriera siete a su favor, 54-47 .
Malvin creció pero el rojo reaccionó de la mano de Young y se puso a un doble 54-56 a falta de 1.50 para el final y todo pintaba para un cierre más que parejo y cortado en donde los libres iban a jugar su papel principal. Restando 40 segundos el playero tomó cuatro, pero los de Tito lejos de rendirse encontraron en un triple de Vidal una luz de esperanza ya que los puso a mínima cuando restaban 15.5. Los libres siguieron siendo fundamentales, El rojo cortó y Martinez no sintió el peso de la pelota, mandó a guardar los dos libres para darle una renta de tres y ventaja “tranquilizadora”. En la recarga cortaron sobre el Pepo, Vidal metió el primero, y a la hora de tirar el segundo miró al entrenador que lo mandó a que lo tire a encestar y el Pepo no falló –decisión que quizás más de un hincha se lamente. Con falta de seis segundos cortaron sobre Winston que tiró dos libres y así cerró el partido en un marcador final de 62-59, solo quedó tiempo para un tiro a distancia de Izuibejeres casi de cancha a cancha. De esta manera Malvin está 3-1 y casi con la copa en la vitrina, esto es básquetbol y todavía nada está dicho-

Estadísticas oficiales

{phocagallery view=category|categoryid=1170|limitstart=0|limitcount=0