Trouville y Malvín juegan desde las 21.15 en el Palacio Peñarol el cuarto punto de la serie final de la Liga Uruguaya de Básquetbol.

Una final un sábado de noche, hermoso para el hincha del equipo que gane que seguramente seguirá de largo en el festejo. Si es de Trouville porque volvió las cosas al principio y logró empatar la serie; si es playero porque acariciará su cuarta estrella.

Justamente Malvín es el favorito. Está sólido en funcionamiento y viene de pasar por arriba a su rival en los últimos dos cotejos. Le encontró el molde a la serie. Está un paso adelante, ya sabe a que jugar, debe repetir performance. La clave, como siempre es la defensa. Es lo que le permite controlar a su oponente y le da tranquilidad en ataque. Sabe que en ofensiva los espacios aparecen, ahí´deberá tener la virtud de confirmar buenos porcentajes de acierto.

Trouville necesita volver a preponderar en el juego interno, ahí esta su fortaleza y en eso se enfoca la defensa que propone Pablo López. Para eso es fundamental que desde el perímetro se pueda abrir el aro. Los tiros de afuera le darán la posibilidad de generar espacios que hasta ahora no encuentra y liberar penetraciones que hasta el momento fueron controladas.

La fiesta arranca 21.15, si bien el favorito sigue siendo Malvín, la obligación es del rojo de Pocitos, que si deja pasar esta chance, dificilmente tenga posibilidades de título.