Sayago venció a Nautico y depende de si mismo para avanzar a la siguiente fase, además Biguá se aseguró el “1” y Tabaré se despidió con triunfo.

Sayago 69-61 Nautico

Sayago venció como local 69-61 a Nautico, y de esta manera si el conjunto de Ariel y la vía logra el triunfo en el pico contra Unión Atlética, pasará a la próxima ronda del Torneo sub 23.

Este encuentro comenzó mejor para el conjunto visitante con un parcial de 13-2 en los primeros 6 minutos del partido. Fueron importantes Martín Marenales con triples y Joaquín Sansberro cargando abajo. La racha la cortó Martín Andrade con un doble y luego también anotó de 6.75 para emparejar ese primer cuarto, pero un buen cierre de Nicolás Riani hizo que Nautico se llevara los primeros diez minutos 21-10.

En el segundo ya cambió el partido, a lo bien que jugaba Andrade se le sumó Leonardo De Pena con dobles de corrida, y cuando se logró poner a una posesión, apareció nuevamente en el cotejo, Marenales, con un tiro a distancia para sacar una luz de ventaja en el marcador. El cierre del cuarto fue un doble del base figura de Sayago para cerrar solo 3 puntos abajo en el tanteador 25-28.

Ya en el complemento, los locales pasaron en el marcador con triples de De Pena y Andrade. Marenales estaba muy solo en el visitante, y esto hizo que se diera vuelta el partido. Los últimos minutos del cuarto del jugador de Sayago, Joaquín Vignoly, fueron muy buenos atacando el aro y además con otra anotación de 6.75 de De Pena se cerró el tercer cuarto Sayago 47-41.

En los últimos 10 minutos siguió la misma tónica del encuentro. El juego de Sayago se basaba en las bombas de tres puntos de De Pena, ayudad también por una conversión de Javier Barreto. El entrenador de Nautico, Sebastián Martínez, dejó mucho tiempo en el banco a Marenales y se le fue el partido. La última reacción del visitante fue cuando se puso a 5 unidades a falta de 2:19 con buenos minutos de Sebastián González, pero un doble de Renzo Ormando y un triple de Vignoly terminaron de cerrar el encuentro a favor del conjunto de Ariel y la vía 69-61.

El goleador del partido fue Andrade con 21 unidades en Sayago, y Marenales con 20 puntos fue el máximo anotador en Nautico.

Tabaré 74-53 Urupán

Tabaré recibía a Urupan para cumplir con el fixture del Torneo, ya que ambos estaban eliminados antes de comenzar la fecha. El primer tiempo fue parejo, si bien el local siempre dominó el marcador. El 22-16 del primer cuarto, así como el 34-23 el primer tiempo, mostraban que el partido seguía abierto.

En la segunda mitad, Tabaré logró ampliar las diferencias y obtener una máxima de 15 puntos, pero la reacción del equipo de Pando volvió a ponerlo en partido. El tercero se fue 47-37. Ya en el último, Urupan achicó la diferencia a 7 puntos, pero su rotación le hizo bajar el rendimiento y el “Indio” comenzó a volver a sacar distancias, hasta llegar al 74-53 final.

Verdirrojo 71-84 Biguá

Biguá ganó de visitante en el Cerro en duelo de clasificados y así se aseguró el “1” del grupo, probablemente también sea el mejor equipo de la fase regular.

El Pato siempre fue superior a un dueño de casa que no logró repetir lo bueno realizado en Villa Biarritz cuando logró un final cerrado. A pesar de que hubo apagón durante el segundo cuarto, Biguá siguió controlando el juego con una media que 15 puntos de diferencia que, durante pasajes del complemento se amplió un poco más.

Sorteó con claridad la primera fase el ganador que sin dudas es uno de los candidatos al título. Verdirrojo terminó segundo, es un equipo sólido que puede complicar cualquier cruce.