Se terminó el sueño de Panathinaikos en la Euroliga tras perder en casa 74-55 contra CSKA Moscú.

Lo previsible se hizo realidad, Panathinaikos perdió la serie 3-1 ante CSKA Moscú y asi se despidió del torneo continental. Ayer, el parcial de 21-11 de los rusos en el primer cuarto marcó el encuentro, el favorito al título ganó con comodidad a pesar de que los griegos intentaron reacciones que siempre fueron frenadas a tiempo.

El pivot uruguayo jugó 15 minutos, anotó 7 puntos (3/6 en dobles, 1/2 en libres), tomó 2 rebotes, dio 1 asistencia, robó 1 balón y perdió 1.