En esta nueva entrega de premios de la NBA, opinaremos sobre quién fue el mejor sexto hombre, la decepción del año, el mejor coach y los tres quintetos.

 

Sexto hombre: Isaiah Thomas, Lou Williams y Nikola Mirotic.

Sin dudas se lo lleva el jugador de los Celtics. Fue clave para la gran remontada de los Massachusetts, llevándolos desde el banquillo a un ritmo de varios partidos con una veintena de puntos para que de esta forma los de Boston llegasen una vez más a Play-off (donde deben estar siempre).

La decepción del año: Lance Stephenson, Lance Stephenson y Lance Stephenson.

Un jugador que supo ser el líder en triples-dobles para Indiana, esta temporada tras rechazar la oferta de su ex-equipo, se encaminó hacia Charlotte para reforzar a una franquicia que había entrado en Play-off la temporada 2013-2014. Fue un total fracaso y contraproducente para su equipo, teniendo el peor récord de de tiro de tres en la historia con al menos 100 lanzamientos, un horroroso 17.1%.

Mejor Head Coach: Steve Kerr, Mike Budenholzer y Brad Stevens

Sinceramente es justo que se lo lleve cualquiera de los tres. Kerr con la misma plantilla básicamente logró 16 victorias más que Mark Jackson, llevándolos a los Golden State a un récord de 67-15. El de Atlanta hizo que un equipo que estaba casi que acostumbrado a clasificar como octavo o séptimo en el Este, diera un giro brutal y terminara con un gran juego de equipo sin grandes figuras (no hay superestrellas), siendo el mejor de su conferencia. Por último Stevens, novato en la NBA, llevó a unos jóvenes Celtics a Play-off cuando realmente no los teníamos dentro de la postemporada.

Mejor quinteto: Stephen Curry, Russel Westbrook, James Harden, LeBron James, Anthony Davis.

Segundo quinteto: Chris Paul, Kirye Irving, Klay Thompson, Pau Gasol y DeMarcus Cousins

Tercer quinteto: Damian Lillard, J.R Smith, Dwyane Wade, Blake Griffin y Marc Gasol