FIBA Américas le realizó una linda nota a Leandro García Morales, donde habla de su recuperación, y la posibilidad de estar o no defendiendo a Uruguay en Monterrey.

Con 34 años, el escolta tomó con preocupación la noticia. Requería una intervención quirúrgica y una recuperación de siete a 10 meses.

“Fue una lesión complicada. A mi edad -que no soy tan joven- podía peligrar con la carrera”, dijo ayer el jugador de los Capitanes.

García se sometió a la operación y superó todos los pronósticos. A los cinco meses y medio de la operación ya estaba activo en el torneo de Uruguay Aguada. “Todos los médicos consultados y hasta compañeros que pasaron por esto, me dijeron que al año de la operación era que venían a sentirse bien. En mi caso ya me sentía bastante bien a los cinco meses. Fueron cinco meses sin jugar. Era la primera vez que tenía una lesión seria y que estaba tanto tiempo sin jugar. Tuve que ser paciente y trabajar la recuperación según los médicos indicaron”, dijo.

En Uruguay, García Morales jugó los últimos cinco partidos de la fase regular y otros siete de la postemporada antes de ser eliminado en los cuartos de final.

Tras terminar su participación con Aguada, descansó otro mes antes de aceptar otro ofrecimiento de los Capitanes para regresar esta temporada. Y aquí está de vuelta con la misión de finalizar el objetivo del pasado torneo.

“El pasado año me fui en una silla de ruedas para Uruguay y, esta vez, vengo por la revancha para lograr el campeonato. Todavía no me siento a un 100%. Aún siento que estoy en un proceso de recuperación. Estoy tratando de recuperar el ritmo de juego y ganar confianza. Quise venir antes para estar completamente bien para los playoffs”, dijo la bestia.

“No sé… todavía no sé cuáles jugadores van a jugar. Tengo que ver cómo va mi recuperación en ese momento” dijo García Morales sin precisar si estará activo con la selección de Uruguay en el venidero Preolímpico de México.

FUENTE: FIBA AMERICAS