Comienzan los Playoffs de la NBA. En Basquet Total realizamos un repaso de los cruces, analizando lo que fue la temporada de cada uno de los equipos y antecedentes previos. Además damos nuestros favoritos a quedarse con cada una de las series de primera ronda.

Brooklyn Nets-Atlanta Hawks

Los Hawks llegan a la etapa decisiva del campeonato luego de haber sido el mejor equipo de la Conferencia Este, con un registro de 60 victorias y 22 derrotas, el mejor en la historia de la franquicia. Por su parte, los Nets sufrieron hasta la última jornada para sellar su pasaje a la postemporada, siendo beneficiados por una derrota de los Pacers, que en caso de haber ganado su partido ante los Grizzlies, hubiesen dejado afuera a los de Brooklyn.

En la temporada regular se enfrentaron en cuatro oportunidades, todas victorias de los dirigidos por Mike Budenholzer. En dos de los cuatro partidos, los Hawks ganaron por una diferencia superior a los 20 puntos, mientras que en los dos restantes, los de Georgia terminaron cerrando mejor en los minutos finales. Los dirigidos por Lionel Hollins recibieron un promedio de 114 puntos por partido, ante un rival que en la temporada regular anotó una media de 102.5 por juego.

Las claves de los Hawks pasarán por mantener una gran intensidad defensiva, algo que han plasmado durante todo la temporada. En el aspecto ofensivo, tratar de poner la bola en la pintura con Paul Millsap y Al Horford, para que ellos generen espacios para los tiros abiertos de Kyle Korver y DeMarre Carroll. Los Nets tendrán que mejorar considerablemente su capacidad defensiva, que ha dejado mucho que desear a lo largo de la campaña. Mientras que en ataque será sumamente importante lo que puedan generar en el pick and roll, Deron Williams y Brook Lopez.

Boston Celtics-Cleveland Cavaliers

Los Cavs son sin lugar a dudas grandes candidatos a llegar a las finales de la NBA. Luego de un arranque algo dubitativo, los de Ohio fueron encarrilando su maquinaria pesada y culminaron la temporada regular en el segundo puesto del Este. Algo parecido le ocurrió a los Celtics, que promediando la campaña se ubicaban en la últimas colocaciones de la conferencia. Sin embargo, luego de realizar algunos cambios en la plantilla, fueron encontrando un estilo de juego y con ello un par de triunfos consecutivos, sobretodo en el último mes de competencia.

A lo largo de la regular season se enfrentaron cuatro veces, repartiéndose dos triunfos por bando. Los dos primeros se los llevaron los dirigidos por David Blatt, uno de ellos se terminó definiendo en los últimos segundos. Las dos victorias de los de Brad Stevens se produjeron la semana pasada, en donde su equipo se jugaba la clasificación a los Playoffs, mientras que los Cavaliers presentaron una alineación totalmente alternativa.

La clave para los Cavs pasará en el nivel que pueda mostrar su “Big Three”. LeBron James, Kyrie Irving y Kevin Love se combinaron para 63.4 puntos por partido, por lo tanto si mantienen dicha tendencia tendrán gran parte de la serie encaminada. Por su parte, los Celtics deberán plasmar en cancha su mejor baloncesto, para ello tienen que mejorar su capacidad anotadora, que es una de las más bajas de la liga. El fuerte de los de Massachusetts pasa por su perimetro, donde Evan Turner, Isaiah Thomas y Avery Bradley son el termómetro del equipo.

Milwaukee Bucks-Chicago Bulls

Los Bulls comenzaron la temporada con el gran objetivo de alcanzar las finales de la NBA. Sin embargo, hasta el momento han tenido demasiados altibajos, provocados por una serie de lesiones que afectaron a jugadores importantes y al no encontrar un estilo de juego definido. Los Bucks habían culminado la pasada temporada con el peor récord de la liga, sin embargo este año cambiaron radicalmente. La llegada de Jason Kidd al banquillo, potenció a una plantilla joven que posee mucho talento.

De las cuatro veces que se vieron las caras en la temporada, los de Illinois se quedaron con la victoria en tres oportunidades, mientras que los de Wisconsin se llevaron el triunfo en el último duelo directo. Los partidos disputados en Chicago tuvieron como amplio dominador al dueño de casa, mientras que los que se llevaron a cabo en Milwaukee, mostraron una gran paridad durante todo su desarrollo.

Los dirigidos por Tom Thibodeau buscarán mantener una buena intensidad defensiva, presionando en toda la cancha. Mientras que en ataque buscarán correr la cancha con Jimmy Butler y en menor medida con Derrick Rose, además de buscar constantemente a Pau Gasol en el poste bajo. Los de Jason Kidd tendrán que tener sumamente inspirados a Michael Carter-Williams y Giannis Antetokounmpo, sobretodo a la hora del ataque en transición.

Washington Wizards-Toronto Raptors

Los Raptors llegan a los Playoffs luego de haber tenido su mejor temporada en los 20 años de historia de la franquicia. Los de Canadá culminaron con un récord de 49 triunfos y 33 derrotas, que les permitió alcanzar el cuarto puesto de la Conferencia Este. Por su parte, los Wizards tuvieron una campaña similar a la del año pasado, sin embargo en cuanto al juego se pudo observar una mejor versión de los capitalinos.

Se enfrentaron este año en cuatro oportunidades, dejando un saldo de tres triunfos para los de Toronto y uno para los de Washington. Dos de esos partidos tuvieron tiempos suplementarios y otro se definió en los últimos segundos. El restante fue paliza a favor de los dirigidos por Dwane Casey.

A priori es la serie más pareja de la Conferencia Este, ya que ambos equipos tienen un estilo de juego parecido, con dos bases sumamente explosivos, como lo son John Wall y Kyle Lowry. Dos escoltas muy anotadores, los casos de Bradley Beal y DeMar DeRozan, a lo que se le suman jugadores importantes en la pintura, Jonas Valanciunas por un lado y Marcin Gortat por el otro.

New Orleans Pelicans-Golden State Warriors

Los Warriors fueron por escándalo el mejor equipo de la temporada, terminando la misma con un registro de 67 victorias y 15 derrotas, sacándole 11 triunfos de ventaja a su más cercano perseguidor. Por su parte, los Pelicans se clasificaron en la última jornada, cuando derrotaron como locales a los Spurs.

En la temporada regular se enfrentaron cuatro veces, con tres triunfos para los de Oakland y uno para los de Luisiana. Cuando el encuentro se disputó en California, el dueno de casa fue ampliamente superior, mientras que los duelos que se llevaron a cabo en New Orleans, fueron sumamente equlibrados, deparando una victoria para el local y otra para la visita, luego de un tiempo suplementario.

Los dirigidos por Steve Kerr buscarán mantener el excelente andamiaje ofensivo, que los ha llevado a tener el mejor porcentaje en tiros de campo y triples, además de ser los que más puntos anotan y más asistencias reparten. El juego de los Warriors en gran medida pasa por su backcourt, conformado por Klay Thompson y Stephen Curry, que hoy en día son la mejor pareja anotadora de la liga. Para que los Pelicans tengan alguna chance de pelear la serie, deberán aplicar una defensa brillante durante casi todo el partido, además de tener en un nivel superlativo a Anthony Davis, que tendrá que ser bien acompañado por Tyreke Evans y Eric Gordon.

Dallas Mavericks-Houston Rockets

Los Rockets fueron grandes animadores de la temporada regular, mostrando un juego ofensivo de gran calidad, teniendo en un nivel espectacular a James Harden, al cual se le sumaron otros actores de reparto, que cada uno sabía ocupar su rol dentro del equipo.
Por su parte, los Mavs tuvieron un año bastante irregular, en el cual se mostraron bastante sólidos en el aspecto ofensivo, pero sumamente vulnerables en el costado defensivo.

A lo largo de la temporada estos dos equipos se vieron las caras en cuatro opurtunidades, con tres triunfos para los de Houston y uno para los de Dallas. En todos los encuentros se pudieron observar trámites sumamente parejos, en donde ambos equipos intercambiaban ataque por ataque, por lo tanto salieron juegos muy atractivos.

Los dirigidos por Kevin McHale tienen como principal argumento en ataque a la figura de James Harden, que asume gran parte de las ofensivas del equipo. Sin embargo, cuenta con Dwight Howard y Josh Smith en la pintura, que le pueden hacer mucho daño a un conjunto que carece de hombres grandes, a excepción de Tyson Chandler. Los de Rick Carlisle no poseen un jugador capaz de defender con intensidad a Harden, por lo tanto deberán de buscar alguna variante en ese aspecto. En ataque van a depender de lo que puedan generar Rajon Rondo y Monta Ellis en el ataque rápido, más lo que puedan aportar en los lanzamientos largos, Chandler Parsons y Dirk Nowitzki.

San Antonio Spurs-Los Angeles Clippers

Los Clippers cumplieron una temporada muy buena, en la cual demostraron ser un equipo con serias aspiraciones a llegar a las finales de conferencia, manteniendo el gran nivel mostrado en las dos campañas anteriores. Sin embargo, enfrente tendrán a los Spurs, últimos campeones de la NBA, que a pesar de haber tenido un año bastante irregular, siempre son candidatos al anillo.

Estos dos equipos se enfrentaron cuatro veces en la temporada, con dos triunfos para cada lado. Los dos primeros fueron para los de Texas, mientras que los de California se quedaron con los últimos dos antecedentes. En todos los encuentros se pudieron observar trámites sumamente entretenidos, ya que ambos conjuntos se encuentran entre los de mejor capacidad ofensiva de la liga.

Los dirigidos por Doc Rivers tienen varias vías de gol, con seis jugadores que promedian más de 10 puntos por partido. Los angelinos pueden hacer mucho daño en la pintura con Blake Griffin y DeAndre Jordan, pero a su vez cuentan con dos grandes lanzadores a distancia, como lo son J.J.Redick y Matt Barnes, a lo que hay que sumarle la excelente conducción de Chris Paul. Por su parte, los de Gregg Popovich buscarán plasmar su estilo de juego, que tantas satisfacciones les ha brindado en las últimas temporadas. Para los Spurs será muy importante tener en un buen nivel a Tony Parker y Tim Duncan, manteniendo a su vez el buen aporte de los jugadores de la segunda unidad.

Portland Trail Blazers-Memphis Grizzlies

Los Grizzlies tuvieron una temporada buena, en la cual comenzaron de manera excelente, siendo durante gran parte de la misma los escoltas de los Warriors en el Oeste. Sin embargo, en los últimos dos meses de competencia bajaron considerablemente su nivel de juego, lo que provocó perder más partidos de la cuenta. Los Blazers vivieron algo bastante similar a lo de su rival de turno. Un arranque de campaña bastante bueno, que con el correr de los meses se fue desvaneciendo. En el declive fue clave la baja por lesión de Wesley Matthews, que era el escolta titular del equipo y uno de los máximos tripleros de la liga.

En la temporada regular se enfrentaron en cuatro oportunidades, todas victorias de los dirigidos Dave Joerger. Si bien los de Teenessee salieron victoriosos en todos los encuentros que disputaron en el año, en ninguno de ellos fueron ampliamente superiores a los de Oregon. La mayoría mostraron una gran paridad hasta los últimos minutos, en donde los de Memphis cerraron mucho mejor que su rival.

Los Grizzlies dependen mucho de su defensa, la segunda mejor de toda la liga. A partir de la captura del rebote defensivo y de la presión en primera línea, generan muchos puntos de ataque rápido. Además tienen una gran pareja en la zona pintada, ya que Marc Gasol y Zach Randolph se complementan muy bien. Por su parte, los Blazers dependen en demasía de lo que puedan realizar en ataque Damian Lillard y LaMarcus Aldridge, que hoy en día son los grandes argumentos ofensivos que poseen los de Terry Stotts.

Pronósticos

Este

Atlanta Hawks 4-2 Brooklyn Nets

Cleveland Cavaliers 4-1 Boston Celtics

Chicago Bulls 4-1 Milwaukee Bucks

Toronto Raptors 4-2 Washington Wizards

Oeste

Golden State Warriors 4-0 New Orleans Pelicans

Houston Rockets 4-2 Dallas Mavericks

San Antonio Spurs 4-3 Los Angeles Clippers

Memphis Grizzlies 4-3 Portland Trail Blazers