Fernando Martínez habló con Básquet Total luego del merecido triunfo de Malvín ante Trouville para poner la serie final 1-1.

“Estamos contentos por el triunfo. El equipo se mostró muy fuerte en el segundo tiempo. Si bien pudimos sacar una ventaja en el primer cuarto, Trouville la revirtió en el segundo, pero en el tercero Malvín fluyó de la misma forma que en el quinto juego ante Hebraica. Por suerte recuperamos la renta pero fue totalmente irreal, no existe esta diferencia entre estos dos equipos. Son noches y el viernes pasado les tocó a ellos, hoy a nosotros y estamos tranquilos ya que la serie ahora es al mejor de cinco partidos”, manifestó el “Enano” sobre la categórica victoria del elenco playero ante el Rojo de Pocitos.

Sobre las virtudes del elenco de la Avenida Legrand para igualar a serie, Fernando señaló varios aspectos: “La clave siempre es la defensa, porque si estamos sólidos atrás, en ataque las cosas van a terminar saliendo y nos vamos a encontrar más cómodos para jugar. Pienso que la rotación de balón también fue uno de los nuestros puntos importantes. Pero el punto de quiebre creo que estuvo en el tercer chico con “Q” (Newsome) jugando de 4, donde tomó muchas decisiones correctas en ofensiva y le permitió a Mathías (Calfani) poder abrirse y por suerte tenemos jugadores con variantes en esa posición. Hay que aprovechar a “Q” que está teniendo un gran año y hoy nos ayudó muchísimo”.

“En el primer juego nos hicieron mucho daño con el tiro exterior. Metían la pelota adentro y la sacaban para encontrar tiros fáciles y la idea hoy era soltar un poco a sus internos para ajustar defensivamente en el perímetro. Pero de los 35 puntos que nos anotaron esta noche hasta el entretiempo, 22 fueron de Young y Colmenares y por eso volvimos a ajustar en el tercer cuarto y salió notable. Y en ataque, “Q” se torna indefendible por momentos y hay que sacarle rédito”, explicó el base acerca de las mejoras que realizó su equipo en la marca.

Para el “44”, conseguir el 1-1 fue fundamental: “Sin dudas que no es lo mismo igualar la serie que haber quedado 0-2. Ahora es al mejor de cinco encuentros y hay que ganar tres. Si bien es un cruce muy largo, hemos estado en situaciones límites durante toda la temporada y respondimos bien. Eso me deja muy tranquilo de cara a lo que viene”.

“Los partidos hay que jugarlos y más en las finales. Son todas diferentes y eso se nota claramente de un partido a otro donde sólo transcurrieron tres días. Si nos toca ganar, no lo vamos a hacer por esta ventaja porque es irreal. No podemos pensar en el título, hay que ir juego a juego y aún quedan tres escalones para superar. No hay nada para festejar. Recién festeja el que gana el último partido”, recalcó Martínez de cara a lo que viene.