CSKA Moscú le ganó 100 a 80 a Panathinaikos de Esteban Batista y puso la serie de cuartos de final de la Euroliga 2-0.

Otra vez Panathinaikos sufrió en Rusia ante un CSKA Moscú que no para de jugar a paso arrollador y en 25 minutos liquidó el partido.

Esteban Batista jugó un gran primer tiempo, en el segundo, dada la diferencia en el score, no ingresó. El uruguayo estuvo 16 minutos en cancha, anotó 10 puntos (4/6 en dobles, 2/2 en libres), tomó 4 rebotes, dio 2 asistencias y perdió 3.

La serie continuará el próximo miércoles en Grecia. Panathinaikos está obligado a ganar.