Con su “defensa nos pone campeón” al hombro Pablo Lopez volvió a dar cátedra y se metió en su octava final de Liga Uruguaya.

Hay gente que lo discute y es imposible entenderla. Ocho finales en 12 LUB, tres títulos siendo el más ganador desde que existe el novel torneo en el básquetbol nacional. Es indiscutible.

Cada maestro con su librito, el de este enfermo y estudioso del básquetbol es un libro especial, pero no hay dudas que el leerlo y aprenderlo te abre las puertas del éxito.

Estaba contra las cuerdas y supo cambiar y manejar estrategias para dar vuelta una situación que estaba fea. No solo cambió la historia, pasó de dominado a dominador de forma asombrosa y categórica.

En nota en radio Universal (AM 970) dijo una frase que quedó marcada: “El trabajo te pone donde te merecés”. Si Pablo López está donde está, no quedan dudas que es mérito exclusivo de su trabajo.