Malvin le ganó a Hebraica y Macabi por cifras de 68-62 y de esta manera el playero forzó el quinto juego en un partido por demás entretenido.

El partido comenzó de buena manera, con el elenco playero mejor plantado en defensa, negándole el tiro con comodidad a los macabeos. En ataque los dirigidos por Pablo López movieron bien el balón lastimando tanto en la pintura con Terrence Dials y Mathias Calfani y con Mazzarino y Winston desde perímetro con descargas o lanzamientos. Lo mejor del equipo amarillo se vio en Hatila Passos cuando recibió el balón en la llave y jugó el uno contra uno, de la mano de Dials quien corrió bien la cancha y estuvo muy fino los de la playa sacaron siete (13-6) y esto obligó a que Marcelo Signorelli pidiera tiempo para ordenar las cosas.
Vaya que lo hablado sirvió. Es que a la vuelta del mismo fue todo macabeo, gran intensidad en defensa y como si fuera poco aparecieron dos figuras fundamentales, primero Parodi que salió explosivo, corrió la cancha, se jugó el uno contra uno y no perdió y luego Mikael Hicks mandó a guardar dos bombazos desde detrás de la línea de 6.75, así pusieron un parcial de 12-0 en donde tomaron la ventaja en el tanteador (18-13). López pidió tiempo para intentar corregir pero el cierre fue todo de Hebraica, tanto es así que el playero estuvo 5:31 sin mandarla a guardar, tan sólo un libre prácticamente en el cierre, los primeros diez minutos fueron macabeos en cifras de 18-14.

Para el segundo cuarto, Malvin saltó a la cancha con mayor decisión, Winston fue ahora quien tomó las ofensivas yendo mano a mano, Germán Sivarrey le dio más vértigo al ataque y piernas en defensa y así pasaron en el marcador 19-18. Como si esto fuera poco Hebraica estuvo tres minutos sin convertir hasta que Hicks puso un gol y falta, más tarde Salvador Zanotta una bandeja tras gran asistencia de Barrera de cancha a cancha para recuperar la ventaja, 23-19.
A partir de allí el encuentro ganó en voltaje, se vivieron los mejores minutos de juego, los dos equipos no erraron, mucha efectividad y básquetbol del lindo, del simple, esto hizo que ambos se alternen en el marcador y prácticamente no se saquen ventajas, bien Sebastián Izaguirre en el macabeo mientras que Dials estuvo enchufado en el último campeón convirtiendo y ganando rebotes en ataque. Eso no duro mucho, poco a poco ambos elencos se diluyeron, la imprecisión volvió a reinar dentro del rectángulo de juego, pérdidas, faltas y mucho nerviosismo –varias protestas por los dos lados-. Fue el clima en el cierre del primer tiempo, aunque esto le permitió al macabeo sacar cuatro (31-27). A base de libres los de la Avenida Legrand igualaron las acciones y fueron esos lanzamientos su principal vía de gol en el cierre, dos de Newsome más tres de Mazzarino, pero un triple de Izaguirre hizo que Hebraica se vaya arriba el primer tiempo con ventaja de dos, 34-32.

A la vuelta del descanso largo Malvin salió con una defensa al hombre bien dura, robó varios balones y en ataque penetró y descargó así fue como apareció Calfani que redondeó sus mejores minutos en la serie. A su buena defensa le sumó seis puntos, más un doble de Mazzarino, le permitieron a Malvín en un abrir y cerrar de ojos colocar un 8-0 para pasar, 40-34. Al igual que en el primer chico Marcelo Signorelli se acercó a la mesa a pedir tiempo pero el efecto en sus dirigidos no fue el mismo ya que la imprecisión –originada por la gran defensa de Malvin- reinó para los suyos.
Malvin siguió a gran ritmo, Winston se sintió con confianza y así estiraron la racha en el goleo para completar un 13-0 y sacar 11 (45-34). Fue el macabeo quien estuve en ese pasaje del partido cinco minutos sin convertir, el aro lo abrió un libre de Izaguirre, pero eso no motivó reacción alguna, los de la playa fueron más, la defensa fue un muro impenetrable, en ataque encontraron gol en la pintura y en el perímetro, el parcial se completó de 19-1 y máxima de 16 (51-35). Signorelli disconforme quemó otro minuto. El primer gol de campo del elenco amarillo fue a falta de 2:40 para terminar el tercer chico, un doble de Passos quien fue el más buscado pero con poco éxito, a esto fue el motor de una leve reacción con parcial de 5-0 (51-40) . El cierre se dio cortado, los dos elencos fueron a la línea, Malvin terminó arriba 55-43.

El último cuarto se abrió con doble de Newsome pero la principal novedad llegó por el lado macabeo ya que el Panchi Barrera encestó un triple –únicos puntos de la noche-. En la defensa dura que planteó López, el primero que se comprometió fue Dials quien hizo su cuarta cuando quedaban aún 8:30 de partido, lo que llamó la atención que el movimiento siguiente del entrenador fue sacar a Newsome y seguir con Dails quien tan solo un minuto después cometió su quinta. Las defensas fueron más que los ataques en el último chico y los de la Avenida Legrand mostraron mayor solidez.
A Hebraica se lo vio demasiado apurado cuando todavía quedaban varios minutos de partido, con Parodi yendo solo contra el mundo al igual que Hicks olvidándose de ese juego colectivo que tantos resultados les dio en los encuentros anteriores, estaba 14 abajo (61-47).
Los macabeos pudieron acercarse en el tanteador pero no quiso entrar la bola, el playero no encontró gol con tanta facilidad debido a la presión planteada por su rival. Cuando Hebraica estaba a 11, venía de un triple de Hicks que lo hizo crecer, el Panchi se hizo pitar un técnico que le provocó su quinta, para redondear sin lugar a dudas su peor cotejo de la llave y dándole un libre y bola a los de la Avenida Legrand.  

Los dirigidos por Signorelli echaron el resto y en un abrir y cerrar de ojos pusieron dos triples seguidos, uno de Zanotta y otro de Hicks para colocarse a cinco (65-60) a falta de 1:10 por lo que motivó a un tiempo de Pablo López. Pero la calma llegó en las siguiente ofensivas, Winston consumió el reloj, se jugó hacia abajo y lo cortaron, el foráneo puso los dos (67-60). En la reposición el último campeón marcó bien, hubo un entrevero que si bien no le permitió quedarse con el balón se fue afuera perdiendo Hebraica segundos importantes en el reloj. El final fue a pura estrategia pero el tiempo jugó a favor de Malvin que festejó, ya que se llevó la victoria por 68-62 forzando el quinto partido.

Estadísticas oficiales

{phocagallery view=category|categoryid=1166|limitstart=0|limitcount=0}