Martín Osimani fue entrevistado por el sitio argentino Basquet Plus en su llegada al país vecino para defender a Peñarol de Mar del Plata.

– ¿Ya te pudiste acomodar un poco en estas horas o todavía andas con agenda movida?

. (Risas) Un poco, la verdad es que estuve de acá para allá en estas horas, me quiero instalar rápido, lo antes posible para así ya estar más tranquilo. Todavía no entrené con el equipo pero ya estuve haciendo todos los papeleos y trámites para que me habiliten así puedo debutar el domingo. Ya estuve por el club, voy conociendo a toda la gente de acá, un proceso de adaptación.

 

– Imagino la felicidad de llegar a Peñarol. ¿Qué te llevó a elegir a Peñarol independientemente de la jerarquía que tiene?

. Sí, estoy contento y ansioso por ya poder jugar. Soy un agradecido porque tenía varias opciones para elegir y se terminó presentando esta gran situación. Yo quería un equipo que estuviera bien, compitiendo y con grandes aspiraciones. También buscaba un lugar donde mi familia se pueda sentir cómoda, poder estar cerca de casa es un factor muy importante para mí. El hecho de que Peñarol sea un equipo que esté siempre en la pelea por campeonatos sumó mucho también, fue un cúmulo de situaciones. La verdad es que estoy muy agradecido de que se hayan fijado en mí, ahora espero poder darle lo mejor al club.

 

– Si hubieses caído unos días antes a Peñarol podrías haber jugado la LdA y me imagino al equipo le hubiese caído justo, no solo por tener una ficha más para rotar sino por tu calidad en instancias definitivas. Igual ahora también está claro que el equipo apostará todo a la Liga.

. Sí, igual no sé cuanta diferencia hubiese ocasionado viniendo un día o dos antes, además de que uno llega y puede aportar creo que para esas competencias tan importantes uno necesita que el equipo esté aceitado a full y se hubiese necesitado más tiempo. Obviamente ellos tenían una ilusión y ahora están un poco golpeados, por lo que pasó deportivamente y por las lesiones que hay. En una situación así tan definitiva uno tiene una estructura confiable, clara y está acomodado, y a veces si tocas un poco el funcionamiento también se siente, es un poco lógico lo que pasó. Yo también estaba definiendo mi situación, viendo qué destino iba a elegir, y terminó dándose ahora. Por suerte hay muchas cosas lindas e importantes que todavía están en juego. Hay que tener paciencia, esperar a ver al equipo y que pueda acostumbrarme a los demás jugadores, para así poder llegar bien al momento más importante de la temporada.

 

– La adaptación debería ser rápida. ¿Cuál será tu rol?

. Como todo grupo con jugadores importantes, que llevan mucho tiempo juntos, hay cuestiones de hábitos y costumbres que uno debe respetar y acoplarse. La verdad es que todavía no he hablado con el entrenador para que me explique bien qué papel cumplir y que labores necesita que haga, conozco un poco el estilo de juego del equipo porque soy de seguir mucho la Liga y también he seguido la Liga de las Américas. Igual uno lo ve desde afuera y es distinto a vivirlo desde adentro, llevará un tiempo de adaptación pero lo importante es que pueda venir a dar una mano. Va a ser un cupo más para el equipo, que con la situación que está viniendo le va a venir muy bien, y ojalá que lo que tengo para dar se acople bien a lo que me pidan.

 

– Recién decías que has seguido la Liga en este tiempo y supongo que sabrás que es un tanto distinta a la que jugaste hace unos años. ¿Tenés alguna opinión formada? ¿Qué has visto de Peñarol en esta temporada?

. No mucho aún, creo que la Liga se ha vuelto mucho más exigente en cuanto al itinerario, ahora se juega más seguido, y creo que eso tiene sus pro y sus contras, como todo. En cuanto al equipo, creo que han habido varios cambios en cuanto a los extranjeros, con algunas lesiones, y también el gran cambio que ha vivido desde que se ha ido un jugador como Campazzo que asumía muchas situaciones de juego, fue como un dar vuelta de página y empezar a buscar otro funcionamiento. Lleva su trabajo y es lógico, pero Peñarol se ha mantenido como un equipo que compite en todos los frentes, algo que siempre ha hecho, y tiene ese espíritu que tanto lo caracteriza que lo hace competir en todo momento. A esta altura de mi carrera creo que ya saben lo que puedo dar, ojalá sea lo que está buscando el entrenador y que los jugadores también se puedan sentir cómodos conmigo.

 

– Recuerdo que en su momento sobre Campazzo se tejió cierta incógnita sobre cómo se iba a hacer para cubrir su hueco, pero Sahdi y Konsztadt lo han hecho muy bien y ahora con tu llegada también suman más calidad y experiencia.

. Sí, mi idea es venir a darle cosas a Peñarol, a darle más variantes. Ojalá que pueda darle esa gran mano que me decís vos, personalmente creo que conozco un poco la Liga y algunas cosas seguramente le podré dar. Igual siempre creo que hay que ser cautos y respetar los tiempos, porque a veces cuando uno quiere hacer todo de una después termina pagándolo caro más tarde. Tener jugadores de experiencia ayuda mucho a que un jugador pueda insertarse, y espero que estemos todos sanos para afrontar la definición del campeonato, ahí es donde creo que habrá una posibilidad más grande para demostrar el funcionamiento.

 

– ¿Te debías un regreso a la Liga Nacional?

. Sí, la verdad es que siempre he tenido y tendré afinidad con esta competición. En Obras estuve muy bien, me sentí muy bien, se dio la coyuntura de ir y venir pero siempre miré con buenos ojos volver. Ahora también han aparecido de otros lados, y más allá de que me gusta la Liga para mí también pesa mucho el hecho de la comodidad con la que me siento acá y la cercanía con mi país.

 

– Ahora, con Fitipaldo y Aguiar en Obras, tenés más compatriotas en esta Liga.

. Sí, hablamos mucho con ellos, cuando estamos en la Selección sobre todo que se estaba definiendo el tema de sus llegadas a Obras. La verdad es que les está yendo bien, están teniendo un gran papel y nos están representando muy bien. Siempre es bueno ver a los uruguayos jugando bien fuera del país. Ahora a mí me toca estar acá, hacer las cosas bien en Peñarol, y voy a darle todo al equipo.