Unicaja perdió 90-86 con Milano en Italia y quedó al borde de la eliminación en el Top 16 de la Euroliga.

A pesar de lo mal que le había ido en la primera rueda, ganando ayer, Unicaja quedaba a un punto de zona de clasficación a falta de cuatro encuentros. Tras jugar un buen primer tiempo, se dio un tercer cuarto favorable a los locales que a partir de ahí controlaron el juego para quedarse con el triunfo.

Granger jugó 31 minutos, colocó 14 puntos (1/5 en triples, 5/6 en libres y 3/5 en dobles), bajó 6 rebotes, dio 9 asistencias, recuperó un balón y perdió otro.