Malvín ganó 74-65 sobre Goes en el segundo partido del día, de esta manera el playero ganó la serie 3-1 y por séptima vez consecutiva se mete en las semifinales de la Liga Uruguaya de Básquetbol.

 

El segundo plato de la noche en el Palacio Peñarol presentaba a Goes y la obligación de ganar para no terminar su temporada, enfrente Malvín que quería meterse en semifinales una vez más, para defender su título como el actual campeón del básquetbol uruguayo.

Pelota al aire impulsada por Richard Pereira, el encuentro comenzaba muy entreverado, en los primeros cinco minutos y medio, el playero puso parcial de 5-0 (triple de Federico Bavosi y doble de Mathías Calfani) que obligó tiempo de Álvaro Ponce ya que ganaba 11-5 Malvín. Era todo muy forzado lo del misionero en ofensiva, poco claro TJ Cummings, alguna incursión de Sebastián Vázquez, no había rotación de bola, solo impulsos individuales. Más tranquilo y con mejor distribución del juego el elenco de Pablo López con Bavosi, buenos minutos de Kennedy Winston y en la pintura Ruben Garcés marcaba diferencias, lo duplicaba en el score 18-9 al final del primer chico.

El segundo cuarto comenzó con parcial de Goes 4-0 para achicar distancia, con una zona 2-3 con M. Guerra en cancha, de buen ingreso, pero, se cargó rápido de faltas, se fue al banco por cuatro infracciones. Fue sólo una insinuación del conjunto de la calle Vilardebo, ya que Germán Silvarrey saltó desde la butaca puso dos bombazos, además otro triple de Fernando Martínez abrió la máxima en el tanteador 30-17 en ese lapso del partido, una de las diferencias, los lanzamientos de 6.75 donde era poco efectivo el de Plaza de las Misiones. Lo cerró mejor el cuadro de la playa con el “Bolita” siendo fundamental y figura, 38-28 el primer tiempo.

El complemento se inició con la misma sintonía, lento Goes para las ayudas, y desde el perímetro lo seguía lastimando el playero, de esta manera mantuvo la renta de 10 puntos. El misionero seguía sin encestar de los 6.75, Cummings y L. Williams aportaban lo suyo en el poste bajo, pero, no era negocio, debía poner alguna bola de afuera. Sin embargo con mucha intensidad en defensa, se puso a cinco y la bola 48-43 a falta de 2:30, pero, hubo tremendo corte (sin foul) de N. Mazzarino, cuando era gol de corrida para el conjunto de Ponce, en la respuesta R. Newsome puso el doble para abrir siete (50-43), el último minuto continuó con esa paridad, 55-47 culminó el tercer cuarto.

El tramo final, sacudía la melena como león herido el viejo Goes, dejando todo, con sus armas ofensivas, Cummings – Williams se colocó a cinco (60-55), era como conseguir agua en el desierto, ya que por primera vez se ponía a esa distancia y su rival parecía incomodo en el rectángulo. Luego del minuto de P. López, dos fouls consecutivos de L. Williams quien era el goleador de su equipo y salió por quinta, lo sintió el misionero que volvió estar 11 atrás, 60-49.
Jugaba con la desesperación de su adversario, pero, Malvín no lo terminaba de cerrar, a falta de 1:40, 70-60 y con un extranjero sólo, la serie estaba muy cerca de la avenida Legrand, aunque hubo una rápida reacción luego de tiempo solicitado por su entrenador, parcial 5-0 para Goes, pudo colocarse a cuatro, Vázquez puso 1/2 (70-65). Se esfumó enseguida esa pequeña ilusión en el hincha goense que despidió como pocas parcialidades a sus jugadores, demostrando que estos dejaron todo por la camiseta, el final fue 74-65, Malvín ganó la serie 3-1 y va con Hebraica y Macabi en semifinales.

La terna de Richard Pereira, Andrés Bartel y Ricardo Olivera, no desentonaron, ni incidieron en el resultado final, teniendo una correcta actuación.

Estadísticas oficiales

{phocagallery view=category|categoryid=1159|limitstart=0|limitcount=0}