Hebraica encontró un perímetro a altísimo nivel con tres jugadores que volvieron a brillar en el triunfo macabeo.

 

A nivel individual nuevamente el panameño Michael Hicks deslumbró en el Palacio Peñarol, realmente era un show time ver sus alley oop. Le cambiaron de marca y nadie lo pudo frenar: Trelles, Morales, Osimani, Dotti y García Morales lo tomaron, fue imparable. Otra vez destiló clase. Terminó con 30 unidades y 5 asistencias.

El trabajo de Luciano Parodi y Gustavo Barrera también fue excelente, estuvieron claritos a la hora de anotar con 17 puntos cada uno, pero además volviero a conformar una doble base que se entendió a la perfección. El Panchi, además, repartió 9 asistencias.

También hubo un gran trabajo de Izaguirre que aportó otros 16 tantos y un juego clave al salir de su zona, la pintura, y anotar varias bombas desde los 6,75.