Federico Álvarez dialogó con Básquet Total después de la gran victoria de Defensor Sporting a Trouville que le permitió al fusionado forzar el quinto partido de la serie el próximo miércoles.

“Veníamos a buscar la victoria porque, literalmente, no había mañana. Estábamos obligados a ganar y por suerte se dio. Por momentos jugamos bien pero lo importante era quedarse con el punto como queríamos”, manifestó el “Gusanito” luego del imperioso triunfo del elenco violeta.

“En Playoffs, si me das a elegir entre jugar bien o ganar, prefiero siempre ganar. Pero nos hemos caracterizado por tener un estilo de juego definido y hoy nos está costando por el tipo de extranjeros con los cuales contamos, y que además llegaron hace poco tiempo y eso requiere un período de adaptación en un tiempo que hoy no tenemos. Por eso es importante igualar la serie para nuestra confianza. Obviamente, en este tipo de partidos es difícil ser vistosos y es cuando hay que sacar otro tipo de argumentos para lograr los objetivos”, expresó el alero en relación al momento que vive su equipo en estos cuartos de final.

Acerca del juego colectivo de los comandados por Gerardo Jauri, Álvarez explicó: ”Estamos en la búsqueda de sentirnos todos importantes dentro de la cancha. La idea es que todas las ofensivas no pasen solamente por Fizer y Liz porque vamos a ser predecibles y le damos una referencia a nuestro rival, por eso tenemos que tener cierto grado de responsabilidad para definir los ataques. Estamos exigiendo repartir más la pelota porque sabemos que ellos atraen muchas marcas y generan espacios para que los jugadores nacionales podamos aparecer. Si están debajo del aro, que saquen la bola, se la vamos a devolver. Pero la clave es que todos participemos”.

“Con sólo dos jugadores es imposible ganar. No nos gusta ese tipo de planteo porque nunca lo hemos hecho. Siempre hemos repartido el goleo y, para mí, es la mejor forma porque es muy complicado para el rival planificar la defensa. Hay que tratar de encontrar una gran versión del equipo, pero a su vez tenemos una final el miércoles y los tiempos se acortan, así que también habrá que sacar a relucir otros aspectos del juego”, reconoció Federico sobre la preponderancia de la dupla extranjera del conjunto fusionado y cómo encarar lo que viene.

Con respecto a los cierres de los partidos de esta serie, Álvarez fue autocrítico y señaló: “No hemos podido descifrar a dónde tiene que ir la pelota en los momentos definitorios. En los últimos juegos le hemos dado la responsabilidad a Víctor (Liz) porque él la quiere, pero tal vez haya que intentar jugar posesiones más largas o un jugador más racional que nos permita tener otra visión para no terminar tomando malas decisiones en ataque”.

Consultado por las claves para llevarse la llave de cuartos de final el próximo miércoles ante Trouville, el “Gusanito” fue preciso: “Hay que defender fuerte y prenderse en la toma de rebotes, que hoy nos dio de comer todo el encuentro. Además, nos permite encontrar puntos fáciles corriendo la cancha, que a Trouville le duele. Pero creo que el equipo que gane la batalla de los rebotes, se queda con la serie”.