Praga venció a Pacaembú 85 a 81 en el 75 Torneo Competencia de Soriano “Jorge Vera”. Se disputó en el Estadio Mario Bellini del Club Remeros. Con este resultado la serie esta igualada a dos y el sábado definen el titulo.

El estadio estaba colmado y con un calor que se hacía difícil jugar. Pacaembú buscaba ganar y alzar su segunda copa en su historia. Venía divina la noche para los gitanos, jugando muy bien, repartiendo el juego, superaba en todas las áreas a su rival. Rivero, Leandro Curbelo y Seba González estaban certeros, este ultimo con 4 triples en su haber. El Paca se fue 15 arriba al descanso largo (50-35).

Venia cómodo el juego y el azul se aprontaba para festejar, 18 puntos llegó a sacar. Pero el juego es largo y Praga empezó a hacer sentir el juego interno con Charquero y Barrera, que desgastaron a Wilkerson y aprovecharon que Seba Gonzalez sufrió una lesión en el hombro que le impedía jugar con comodidad.

Ya en el último cuarto el partido estaba abierto, Valerio Bertoni con tres triples seguidos puso a Praga decididamente en juego.

Pacaembú sintió el desgaste y tenía destellos individuales de sus figuras, Facundo Ferreira y Rama con libres llevaron al epílogo infartante.

Un doble de Bertoni faltando 20 segundos hizo pasar a Praga en el marcador y desató la euforia en la hinchada celeste.

El goleador del juego fue el fraybentino ex Anastasia Valerio Bertoni con 24 pts (6/9 en triples), bien secundado por el kiya Barrera y Claudio Charquero con 15 y 13 pts respectivamente-

En el perdedor tuvieron un buen juego Daniel Rivero y Wilkerson con 18 pts cada uno. Rama como siempre en el cierre fue importante con 11.

SÁBADO GIGANTE

La última noche de Pepe Mujica de Presidente de todos en Mercedes se definirá quién se lleva la copa de campeón y la gloria. El sábado 28 en la misma cancha que se jugaron todas las finales, a la misma hora, y televisado (canal cv10/veratv.com.uy) habrá un campeón.

Paca busca su segundo título en su historia, mientras que Praga va por su 25 torneo su historial y lograr la hazaña de dar vuelta un 0-2 en la serie.

Divino para verlo, parejo, cambiante. No me digan que no les avise.