El extranjero TJ Cummings fue clave para que Goes se quedara con el tan ansiado triunfo, cambiando rotundamente su imagen.

Luego de idas y vueltas, de que se iba y se quedaba, el foráneo de trenzas demostró que quiere seguir jugando y que quiere que su equipo de pelea. Fue abismal la diferencia de actitud del jugador con respecto al partido anterior. Fue pieza importante tanto en defensa como en ataque, llegando a 18 puntos y 10 rebotes.

Por su parte el equipo de Ponce también contó con una noche muy buena de Alejandro Acosta anotando 19 unidades y lo que siempre aporta en la pintura Lance Williams que colocó 8 y se quedó con 7 rebotes.

Rendimientos que tiene que igualar o mejorar para que el Misionero siga dando pelea.