Atenas ganó 76-70 sobre Larre Borges en el segundo partido de la serie, el ateniense tuvo un cierre excelente con grandes figuras desde el banco de suplentes para poner la serie 1-1 e ilusionar nuevamente al hincha de las alas negras.

No era una jornada más para La Unión, mucha gente que se arrimaba a las distintas paradas de la avenida 8 de Octubre, otros tantos en autos, ¿destino? , el Palacio Peñarol, para volver a soñar y seguir siendo parte del presente aurinegro, mientras que del hermoso barrio Palermo, con sus respectivas camisetas, en gran cantidad caminando por el repecho de la vieja calle Salto, el hincha de Atenas, con la ilusión que mantiene por este grupo de jugadores que les permitió ser primero en la fase regular.

Naranja al aire en el contador Gastón Guelfi que no tenía mucha gente, pero, si lindo color en las tribunas, muchos trapos desde la calle Villagrán. Partido comenzó entreverado confuso, con ofensivas sucias, muy estudiado por los dos entrenadores, en referencia a los mejores funcionamientos ofensivos del rival. Atenas luego de los seis minutos iniciales, manejaba la bola rápido y eficaz en ataque, dejando a buenos lanzadores como Iván Loriente y Juan Cambón prácticamente solos, lastimando desde los 6.75, mientras que Larre, con sus buenos atributos colectivos, llegó a perder por seis puntos, pero lo igualó en 16-16 con terrible volcada de Kristian Clarkson a falta de 1:30. Terminando el primer chico a favor del ateniense 22-21.

El segundo cuarto, siguió siendo parejo, se alternaban en el score, defensas intensas de los dos quintetos. Muy buena marca de Ángel Varela sobre Jhowen Villegas, a quien le colocaban cortinas en el poste alto, pero, Varela inteligente salía antes de la misma, no dejando sólo al boricua en ninguna instancia, sabiendo que es el gran goleador del conjunto de Palermo, a falta de 5:55 pasó el elenco cuadriculado 29-28. El match continúo siendo de gran paridad, no se sacaban ventajas, el conjunto de La Unión tuvo un ingresó nuevamente muy bueno de Iván Arbildi, tanto en el goleó como en las ayudas defensivas al 2-3 que imponía Larre Borges. Las alas negras tenían alternativas, M. Barriola, J. Osimani para tratar de cambiar la imagen en ataque, ya que no repitió lo bueno hecho en ciertos lapsos del primer chico. El final del primer tiempo fue 39-38 a favor del aurinegro.

El complemento comenzó mejor Larre Borges, Varela figura en ataque siendo la principal vía de gol, cortando hacia el aro y penetrando de buena manera el zurdo número 10, minuto de tiempo para Adrián Capelli, ya que sus dirigidos no plasmaban en el rectángulo sus ideas, y perdían por siete unidades 50-43. No dio resultado, parcial de 6-2, enorme Varela y Clarkson quien colocó el gol más lindo de la noche, tras asistencia de Aribildi, all up de categoría en el aro de la calle Galicia, para abrir 11 puntos (56-45). Atenas no encontraba respuestas en el banco, además Villegas, goleador, llevaba cero unidades, anotando sus primeros puntos a los 28 minutos de juego. Sin embargo, rápidamente achicó diferencias el conjunto de la calle Cebollatí, tras triple de Cambón y en defensa, las ayudas fueron mucho más agiles, bloqueo de R. Blankson y E. Bastón para ponerse a seis 61-55.

El final precioso, expectante, teniendo en cuenta lo parejo del score. Parcial ateniense 4-0 para ponerse 61-59, pero, Jimmy Boston y sus viejas mañas con el tiro sesgado para colocar un doble fundamental. Las alas negras en el inició con muy buenos minutos de G. Paez y M. Barriola fundamentales, en el gran debe de su equipo, los rebotes, además E. Bastón era fundamental abajo. Defensa al hombre toda la cancha indicó Capelli, Atenas jugaba sus mejores minutos de la serie, le puso tomando los últimos minutos del cuarto anterior una mini racha de 17-2, contundente, que le permitió pasar 70-65, minimizando a Larre en el rectángulo, que no convertía en ataque, además Varela, figura, ya se había ido por quinta falta. Mismo camino para L. Taboada (falta dudosa), en su lugar G. Bruni, que tuvo buenos ingresos en los últimos partidos, puso un doble clave para ponerse 70-67. Posteriormente se apuró Larre, mientras que las alas negras jugaban con el score y el tanteador a su favor, sacó siete (74-67), mucha diferencia para los 00:40 que restaban. Arbildi y un bombazo de ilusión al hincha para colocarse a cuatro a falta de 00:27. Sólo fue eso, lo cerró mejor el ateniense en el cuarto final, 76-70 el resultado final y la serie quedó 1-1.

La terna arbitral de Adrián Vázquez, Andrés Laulhe y Fabián Martínez, no tuvieron un buen arbitraje, hubo errores para ambos lados, no incidieron en el resultado final.

Estadísticas oficiales

{phocagallery view=category|categoryid=1150|limitstart=0|limitcount=0}