Hebraica y Aguada se cruzan por segunda vez con la serie 1-0 para el macabeo. La presión es aguatera.

A las 20.15 irá la bola al aire en el Palacio Peñarol para un partido que promete. Hebraica ganó con autoridad el primero. Jugó mucho mejor colectivamente, y encontró rendimientos altos en la doble base Parodi-Barrera y en la pintura con Passos.
Por un lado el macabeo dio el handicap de casi no utilizar a Hicks, por el otro tiene la tranquilidad de ser muy superior colectivamente. Mantener la intensidad defensiva va a ser clave.

Aguada tiene la presión. Sabe que quedar 0-2 es casi despedirse del sueño. Debutará Brian Cook, pero el que sale es Moss. El equipo precisa más de todos, pero fundamentalmente de Martín Osimani, quien el otro día fue vulnerado en defensa y no logró darle orden de juego al equipo. García Morales fue bien defendido y Elliot no pudo concretar su vértigo en cancha abierta. Colectivamente no rindió, y ahí es donde debe apuntar la mejoría.

Arbitran Richard Pereira, Carlos Romero y Ricardo Olivera.