Santiago Vidal volvió a las canchas luego de la lesión ya conocida de fractura de muñeca y la parcialidad de Trouville sueña con objetivos grandes. El retorno del Pepo y la particularidad de los triples en el elenco de Pocitos son parte de este informe.

El “Pepo” volvió después de aquella desafortunada noche del 15 de Diciembre donde se fracturó la muñeca, justamente, ante Defensor Sporting. Se lo vio felíz. Jugó 22 minutos y 41 segundos anotando 6 puntos y brindando 5 asistencias.

Restando 4.11 segundos para terminar el primer cuarto ingresó por primera vez en el juego, en sus primeras ofensivas no se lo vio claro, era de esperar por la inactividad, pero con el correr de los minutos se vieron chispazos del jugador que todos conocemos. El entrenador, inteligente, lo fue rotando y dándole descanso; el mismo jugador le pidió en una ocasión que lo sacara. Aceptable partido del Vidal en el regreso, se espera más de el base con el correr de los juegos.

Otra a cosa a destacar en Trouville fue el bajo porcentaje de triples. En 36 minutos de juego el rojo de Chucarro llevaba 3/27 desde los 6.75. De todas formas, esos números negativos cambiaron, en los últimos 4 minutos acertó 3/4, fundamentales para quedarse con el juego. Lo que hizo delirar a la parcialidad fue el bombazo de Izuibejeres cuando se le iba la posesión con tabla que les permitió pasar por primera vez en la noche.

Los de Pocitos ganan la serie 1-0.