Larre Borges derrotó a Bohemios 99-83 y se metió por primera vez en su historia entre los ocho mejores de la Liga Uruguaya.

Dificilmente un hincha de Larre Borges pueda olvidarse el febrero de 2015, podrán venir años mejores, pero esta fue la primera vez, y de que forma. El aurinegro perdía 2-0 y lo dio vuelta para quedar 3-2 y meterse a los cuartos de final de la forma más disfrutable.

El marco de público fue bueno, mucha gente llegó sobre la hora para ver el encuentro. Bohemios sin Faber como titular, con Diego Tortajada desde el vamos, el número 7 comenzó siendo figura. El inicio era a pedir de boca del albimarrón, mejor inicio imposible. Defendía duro, corría la cancha, tenía a Jones inspirado y ganaba 17-5. Para colmo, Leandro Taboada ya tenía dos faltas y minutos más tarde llegaba la tercera de Jimmy Boston en un Larre que defendía mal al hombre, era fácilmente vulnerado.

El partido lo comienza a cambiar Demian Álvarez, siempre es importante tener individualidades destacadas para cuando no salen las cosas colectivamente. El ex Sayago puso un par de bombas para colcar 8 puntos de corrido y poner a su equipo a un triple. Justo ahí es que se da, de forma tonta, la tercera de Boston que salió lejísimos a una ayuda y dio una falta innecesaria en media cancha.
Bohemios recuperó 8 aprovechando libres, pero un doble de Guillermo Nathan en el cierre estampó cifras finales al primer cuarto, 27-21 para los de Federico Camiña.

Larre encontró en Clarkson el hombre en el segundo cuarto, cuando Bohemios se refugió en la zona, fue bien habilitado por Arbildi para que lastimara cerca del aro. Justamente, Iván, comenzó a tomar un rol importante, el protagonismo del ex Aguada fue fundamental, colocó 7 seguidos para pasar por primera vez en la noche (36-29).
El partido era otro en el goleo, pero el aurinegro se seguía complicando con faltas, Varela tenía dos y Nathan llegó a la cuarta. Cabrera mandó a la cancha a Guillermo Bruni, con la confianza que le tenía al pibe, pero sin saber que estaba en una de las mejores noches de su carrera. Justamente de la mano del ex Trouville sacó hasta 9 de renta el de la Unión, en un final desprolijo, la marrón achicó a 6 (43-37) para irse al descanso largo.

Los 15 minutos de entretiempo no le alcanzaron a Camiña para cambiar el rumbo del partido, había diferencia de ánimos, de juego, de concepto, de todo. Y eso se reflejó en el tanteador, con Arbildi y Bruni como figuras llegó a sacar 15 Larre. Bohemios intentaba a los empujones, buscando a Craig, a Faber se la dieron poco y Tortajada en su reingreso continuó siendo lo mejor del equipo que sufrió el bajo partido en la conducción de Marotta y Vacca. Con doble final de Clarkson tras asistencia de Demian, Larre se fue 70-55 arriba.

En el último, tras llegar a tener 17, el aurinegro se salió de foco. Bohemios puso un par de defensas duras, corrió la cancha y se colocó a 10 (80-70) cuando todavía quedaban 6 minutos. En Larre Nathan había salido y Boston y Taboada seguían sentados en el banco. Pero la solución otra vez la aportó Arbildi, con un triple fundamental para cortar la arremetida y volver a tomar ventajas, se sumó Varela para que ahora si fueran indescontables las diferencias obtenidas.

Bohemios se despidió con una pálida imagen en un partido para el olvido donde solo se salvó Diego Tortajada y algo de Garbarino.

Larre hizo historia, el festejo en el banco, los abrazos de sus jugadores, y la alegría de su gente mostraron que no era una noche más para una institución humilde que, calladita, se entreveró entre los copetudos del básquetbol uruguayo, y va a dar pelea.

Estadísticas oficiales

{phocagallery view=category|categoryid=1143|limitstart=0|limitcount=0}