Panathinaikos derrotó 74-69 a Crvena Cvezda y se colocó segundo en su grupo de Euroliga.

El verde griego no es un equipo que brille, generalmente no lo hace, pero es rendidor y eficiente como pocos. Ayer volvió a demostrarlo para sacar un triunfo valioso que le permite terminar la primera ronda en la segunda colocación con record 5-2 y muchísimas chances de acceder a cuartos de final. Al momento supera en la tabla al poderoso Macabi y a Barcelona de España, solo está debajo de Real Madrid.

Esteban Batista jugó 25 minutos, colocó 13 puntos (5/9 en dobles, 3/4 en libres), tomó 3 rebotes, dio 1 asistencia, robó 2 y perdió 2.