Hoy no es un día más para el hincha de Aguada ya que vuelve Leandro García Morales a deslumbrar los estadios del basquetbol uruguayo, el primero será el palacio Peñarol un lugar donde la bestia supo dar la vuelta con estos colores.

Atrás quedaron esos seis meses de espera por la afamada lesión de ligamentos cruzados del goleador, que tendrá la chance de reencontrarse nuevamente con su amigo Martin Osimani dentro de una cancha, aquella que supieran compartir juntos en juveniles, en la primera de Biguá y en la Selección Uruguaya.

Vaya si se conocerán estos dos nenes, una dupla dentro y fuera del deporte, los cuales buscarán copar a la brava muchadada que sueña e implora nuevamente cerrar la calle San Martin para gritar “dale campeón”.

El comienzo del último Aguada Campeón de Leandro tuvo como primer rival de Play Off a Olimpia, al cual eliminó en una serie de hacha y tiza 3 a 2. Que con el transcurrir del tiempo llevó a confesar a la bestia que fue una de las llaves de play off más difíciles que vivió su equipo de camino a la gloria.

En su vuelta al básquetbol el goleador vive una situación idéntica a la del año 2012 su equipo arriba 2 a 0. Y con el tercer juego a disputarse en el Palacio Peñarol donde convocará a su muñeca ardiente para intentar sacar del certamen al siempre y complicado Olimpia de Colon.

La expectativa es enorme, las tribunas van a estar llenas, hoy no es un día más por la Aguada…