FIBA Américas debería implementar que la última fecha de los cuadrangulares como la Liga de las Américas o la Liga Sudamericana se jueguen en paralelo. Opinión.

Es algo que se viene pidiendo a gritos y la gota que le aportó anoche el partido entre Pioneros de Quintana Roo y Flamengo que dejó la eliminación de Malvín se suma a un vaso que está a punto de desbordarse.

No es la primera vez que pasa y seguramente tampoco será la última. Esta forma de disputa hace que el último partido de cada serie siempre se juegue bajo la lupa. Estamos ante un básquetbol que cada vez es más parejo, antes existían diferencias marcadas y estos encuentros generalmente eran solo para definir el 1 y el 2, ahora no.

Es incomprobable saber a ciencia cierta si Flamengo igual perdería con Pioneros en igualdad de condiciones, como también es imposible pedirle a la gente de Malvín que no se enoje tras ver la performance del elenco brasileño anoche.

Puede ser hasta entendible que el “Fla”, ya clasificado, rote el plantel o no juegue concentrado al 100% en lo mental, lo mismo le sucedió al playero cuando jugó con Boca en Liga Sudamericana, partido que dejó afuera de la definición a Argentino de Junin y reunió la bronca de los hinchas juninenses aquella noche contra los jugadores uruguayos.

Jugando asi siempre exisitirá el lugar a la duda, lo que está mal es el formato, el calendario. Los partidos de la última jornada deben jugarse en forma simultánea.