Hebraica y Macabi logró un muy buen triunfo como visitante ante Aguada. El equipo de Signorelli con actuaciones consagratorias de Barrera, Izaguirre y Hicks ganó de punta a punta y quedó cerca del pasaje a cuartos de final.

Con bajas importantes se jugó en la noche de lunes en la Avenida San Martín. En el local no estaba Goree, quién se lesionó en el clásico ante Goes y en Macabi la ausencia fue la de Parodi.

El primer cuarto fue goleado, comenzó mejor Aguada con triples de Trelles y Morales que le dieron la primer ventaja (13-8) a los cinco minutos. Con la aparición de Hicks y todo el repertorio de asistencias de Barrera Hebraica puso un 11-2 y pasó 19-15 a dos minutos del final del primer capítulo. Aguada estaba disminuido en la pintura y su rival cargó en esa zona, además Osimani tiró demasiado pero sin efectividad. Con un gran trabajo ofensivo de Hicks Hebraica se fue al primer descanso arriba 28 a 19.

El “macabeo” siguió siendo mejor en el segundo cuarto. Hatila fue importante en los dos aros e Izaguirre puso varios puntos aprovechando asistencias de Barrera o del mismo Hatila. El gran nivel de Barrera fue determinante. El base gravitó en ataque, poniendo dos triples y además repartió juego para el resto. El rojiverde sintió la baja producción de Osimani y por momentos quedó sin gol. Así el visitante sacó 21 puntos y solamente los aportes de Borsellino y algún chispazo de Elliot hicieron que la diferencia fuera de 16 al entretiempo.

Los números de Hebraica desde el perímetro seguían siendo buenos, Medina tuvo un buen pasaje y la máxima llegó a 23 puntos (58-35). Hicks también aportó un nuevo triple.

Elliot creció, Trelles también aportó desde su juego uno contra uno y Aguada mejoró. Los porcentajes del perímetro de Hebraica bajaron y el local logró acortar la diferencia a 14 puntos con diez minutos por jugar. Liderados por Elliot, Aguada se puso a 12 puntos a ocho minutos del final. Sin embargo Barrera puso un triple clave, Hatila apareció e Iazguirre colocó dos triples al hilo que liquidaron el juego cuando restaban cinco minutos.

Aguada intentó volver a ponerse en juego pero extrañó a Osimani que no tuvo su mejor noche. Hebraica ganó bien, tuvo en Barrera e Izaguirre a sus dos figuras más importantes pero Hicks y Octavio Medina fueron piezas claves también. Hatila además fue dueño y señor de los dos tableros, el triunfo nunca llegó a correr riesgo. El 87-68 final reflejó las diferencias entre los dos.

Estadísticas oficiales

{phocagallery view=category|categoryid=1125|limitstart=0|limitcount=0}