Emiliano Suárez, a pesar del hombro, puso un triple fundamental para liquidar el encuentro. Tras el partido, dialogó con Basquet Total.

Suárez se notó emocionado por el logro: “No nos tocó cuando estábamos en el Metro, lo perdimos con Cordón y ganarlo ahora es una satisfacción muy grande” comentó y agregó: “Tiene un valor increíble, no tengo palabras para decir lo que esto vale, porque no lo cambio ni por salir campeón en la Liga con otro club, ni irme a jugar a ningún lado. Salir campeón con tus amigos, en el cuadro de tus amores, no tiene precio”

Suárez tiraba y no entraba, pero puso la bola clave en el cierre: “Hace 15 días que no me muevo, estoy pasado de peso y con el hombro a la miseria, sabía que iba a errar, pero la confianza de los compañeros la tenia, ellos me la daban y yo tenía que tirar, por suerte entró la más importante”

La lesión no pudo con las ganas de estar: “Hay que agradecerle mucho al fisio, unas bolas de oro con nosotros, la recuperación fue día a día, y en esta final los tres nos rompimos todo para jugar lo que el equipo necesitara, nosotros queríamos estar acompañando a los compañeros, y salió redondo”

Para cerrar habló de los pibes del club: “Si uno decía a principio de año que los juveniles del club iban a terminar definiendo los Playoff y una final, nadie lo hubiera creído, fue increíble lo que metieron”