Aguada cosechó su tercer triunfo de manera consecutiva y reflotó sus posibilidades de clasificar a cuartos de final de manera directa. En su escenario derrotó a Bohemios 96 a 75, guiados por una soberbia actuación de Martín Osimani.

En la avenida San Martín se jugó en la noche de reyes un partido importante entre dos equipos que aspiran clasificar a playoff.

Ya desde el inicio del juego el local marcó el ritmo del partido. Los minutos de Goree en el primer cuarto fueron buenos, el foráneo atacó fuerte hacia el aro y sacó faltas que transformó en puntos desde la línea de libres. Osimani fue el encargado de generar juego y Elliot aportó en el uno contra uno. Bohemios comenzó con buena puntería, Marotta y Garbarino convirtieron de tres puntos pero el juego de Polynice no fue bueno en el primer período.

Pese a que Borsellino cometió dos faltas rápidas, el ingreso de Iglesias fue bueno porque contuvo bien a Curtis mientras que Goree hizo lo propio con Curtis. Los internos del albimarrón recibieron muy poco juego y el equipo sintió esa fuente de juego que le ha dado buenos resultados. Parado en zona Aguada invitó a su rival a tirar de tres puntos, los porcentajes no fueron buenos y el local se terminó quedando con el primer chico por 23 a 14.

Curtis comenzó a aportar en ataque y Bohemios logró acercarse en los minutos iniciales del segundo cuarto. Sin embargo el extranjero fue sustituido y vio prácticamente todo el cuarto desde la banca. La conducción de Osimani a la que le sumó gol junto a Elliot y algunos puntos de Iglesias le dieron una renta al local de 12 puntos. Los de Pocitos no bajaron los brazos, Catalá aportó en ataque y junto a Garbarino intentaron acercar a un equipo que era muy previsible en ataque. De todas formas Bohemios se puso a ocho pero un doble en el cierre del primer tiempo de Vassallucci le dio ventaja de dos dígitos a Aguada.

El partido pareció tener un giro al comenzar el tercer cuarto. Polynice se pareció al jugador que conocemos, fue con agresividad al aro y puso puntos de manera consecutiva. Para cortar la reacción visitante apareció Trelles. El alero puso dos triples que fueron importantes y Aguada abrió 15 puntos de diferencia. Las pocas veces que Craig y Curtis recibieron juego pudieron anotar, Bohemios lo aprovechó y se colocó a diez pero en defensa el albimarrón fue fácilmente quebrado desde la primera línea. Eso generó penetraciones de Trelles y Osimani más un triple en el final del tercer período del mismo Trelles que dejaron al rojiverde ganando 79 a 62.

Los diez minutos finales sobraron, Bohemios intentó una última reacción pero se desdibujó en ataque y en defensa fue más vulnerable. Aguada manejó su ventaja, Osimani mostró toda su clase con asistencias lujosas para terminar de liquidar el juego. Fernández se dio el gusto de colocar a los juveniles en los minutos finales y le dio descanso a sus titulares. De esta manera el rojiverde confirma su levantada en el torneo.

Estadísticas oficiales