Auriblanco pegó primero en las finales por el segundo ascenso al Metropolitano 2015. El “papal” derrotó 78-55 a Larrañaga y quedó a 40 minutos de abandonar la DTA.

Con un buen marco de público se disputó el partido. Los antecedentes marcaban un triunfo para cada lado en la fase regular pero en esta oportunidad Auriblanco llegaba con todo su plantel completo mientras que Larrañaga presentaba su conformación disminuida pero llegaba con un envión anímico importante.

En la cancha desde el inicio Auriblanco marcó la diferencia. En defensa la consigna era la de parar a Diego Silva y en ataque desde la puntería de Taibo y el juego interno de Jones comenzó a generar el juego. Larrañaga atacó pero con poco criterio y en varias veces chocó ante la defensa bien plantada. Auriblanco comenzó con un 8-0 a su favor y lo amplió rápidamente a 15-2.

Fernández debió pedir tiempo para acomodar a su equipo tanto en defensa como en ataque y la reacción llegó. Los de la calle Francisco Simón comenzaron a presionar a cancha completa y consiguieron recuperar varias pelotas. Con Colman prendido en los rebotes y sacando faltas a los internos rivales más algún aporte de Silva el “Larra” colocó un 10 a 0 para quedar a tres puntos. El ingreso desde la banca de Gastañaga fue clave, el alero colocó cuatro puntos al hilo que cortaron la arremetida milrayita. Además Gentini puso una jugada de tres puntos para que el “auri” se fuera al primer descanso 22 a 12.

Los minutos iniciales del segundo cuarto fueron de Larrañaga, con Briozzo aportando desde el tiro de tres puntos para acercar a su equipo. Auriblanco sintió la salida de Jones y Botti pese a que Nicolás Juan aportó puntos importantes. Con un gran pasaje del pibe Sarni Larrañaga se puso a un doble e incluso pudo pasar pero desperdició un par de ofensivas consecutivas donde lanzó de 6.75 sin éxito. El “papal” cerró mejor y de la mano de Juan se fue al entretiempo 33-27 al frente.

El tercer cuarto fue el del quiebre del juego. Si bien Larrañaga comenzó mejor y logró empatar el partido en 45 a los tres minutos con un Sarni asesino, fue Auriblanco el que con el reingreso de Jones empezó a sentenciar el partido. El “Cacho” fue imparable en la pintura, colocó varios puntos y a eso se le sumó un gran pasaje de Gastañaga que puso triples y mucho uno contra uno. Larrañaga se apagó en ofensiva, no fue una buena noche de Silva, Colman bajó su rendimiento y el resto cumplió con su rol pero no se destacó. Sarni quedó muy sólo, se desgastó y su equipo lo sintió. Larrañaga no pudo volver a presionar y nunca paró a Jones. Auriblanco colocó en siete minutos un 31 a 13 que liquidó el partido de cara al último cuarto.

Los últimos diez minutos fueron un mero trámite, Larrañaga intentó reaccionar pero no pudo y Auriblanco administró su ventaja e incluso la amplió para redondear una victoria que terminó siendo quizás abultada por lo que había sido el primer tiempo.

Ganó el papal por amplio margen, marco la cancha e ilusiona al barrio con darle el ascenso el próximo jueves.